los días 15

Rebuscando en mi escritorio. Los escritorios del ordenador cada vez se parece más a los escritorios físicos; las cosas se pierden entre montones de otras cosas y es gracias al azar o las limpiezas que uno los vuelve a encontrar. Rebuscando en mi escritorio, decía, encuentro unas notas sobre Esto no es una novela de David Markson. Las transcribo tal como las encontré.

  • La idea de detenerte en cada propuesta y pensar.
  • La idea de obligarte a leer, ver, escuchar una pieza de cada artista dicho en cada propuesta.
  • La idea de leer sin parar, sin prestar atención a lo dicho, y que vaya quedando lo que quede.
  • La idea de una red, telaraña, que abarca toda la historia del arte.
  • Los slogans que interrumpen
  • Las muertes de artistas
  • Las opiniones de artistas sobre otros artistas.
  • Los pensamientos del escritor sobre la novela.

los días 14

En la contraportada de conjuros y cantos (Kriller 71 Ediciones) de Sara Torres he encontrado esta frase de Alba González Sanz: La posibilidad otra de decir. He pensado en un breve flashazo que es la mejor definición de feminismo que he leído nunca. No sé si Alba estaba pensando en eso al escribirlo, pero yo sí pienso que el libro de Sara Torres es de los pocos libros verdaderamente feministas que he leído. Que recoge por un lado dos lugares donde las mujeres se construían: conjuros y cantos y que sabe que para elaborar un discurso verdaderamente feminista hay que romper con la sintaxis primero. En fin, mi pequeña visión rápida escrita con palabras heteropatriarcales.

los días 13

En Los últimos perros de Shackleton, Ben Clark utiliza al explorador inglés para escribir un libro precioso sobre el amor. Yo mismo quedé fascinado por él y por su viaje en el Endurance. Creo que Shackleton actúa para mi generación como el eslabón de dos mundos. Aquel de los grandes aventureros y este de los fracasados que sueñan. Debería desarrollar esta idea en un artículo más largo.